Switch Language

Los fagos evitan contaminaciones por listeria y salmonela

Los fagos evitan contaminaciones por listeria y salmonela

enero 6, 2016

PLa tecnología a base de fagos puede evitar la contaminación con patógenos como la listeria y la salmonela durante los procesos de producción de alimentos. Micreos ha desarrollado y registrado varios coadyuvantes alimentarios “verdes” basados en tecnología de fagos. Un gran proveedor estadounidense de carne de pavo ha comenzado a tratar sus productos avícolas con estos productos orgánicos completamente naturales.

B. de Vegt

Bert de Vegt, Director General

«La tecnología a base de fagos presenta muchas aplicaciones interesantes. Se usa para aumentar la seguridad en la industria alimentaria y como una alternativa a los antibióticos en la industria farmacéutica», explica Bert de Vegt, director general de Micreos Food Safety. La empresa ha lanzado dos productos que pueden usarse para evitar la contaminación por listeria y salmonela de carnes, productos lácteos, verduras y hortalizas. PhageGuard Listex actúa contra la Listeria monocytogenes, cuya tasa de mortalidad del 20-30% la convierte en un patógeno alimentario muy peligroso. PhageGuard Salmonolex actúa contra la salmonela, uno de los patógenos alimentarios más conocidos.

Completamente natural

Los fagos o bacteriófagos son los microorganismos más abundantes en el planeta. Están en todas partes: en el agua, en la comida, dentro y sobre nuestros cuerpos. Un solo gramo de queso, por ejemplo, contiene cien millones de fagos. Los fagos necesitan las bacterias para reproducirse, y en este proceso, matan las bacterias. Esto reduce a la mitad el número de bacterias cada dos días. Para cada tipo de bacteria, hay un tipo específico de fago.

«Un fago funciona como una pistola láser», explica De Vegt. «Un tipo de fago atacará una bacteria específica y dejará otras bacterias y células sin tocar. Esto es lo bonito. El tratamiento con fagos es una alternativa completamente natural y totalmente segura para tratar carnes rojas y blancas, pescados y quesos frente a productos químicos como el cloro. El tratamiento de fagos no afecta el sabor o el aroma de un producto y no hay un límite tóxico para su aplicación».

Micreos suministra altas concentraciones de fagos en viales. «En la industria alimentaria, la solución de fagos se diluye antes de su aplicación y luego se rocía sobre el producto, por ejemplo. Lo llamamos “bombardeo en alfombras”. Usar la dosis correcta es crítico en estos casos, porque necesitas asegurarte de que todas y cada una de las bacterias mueran».

Pavo con etiqueta limpia

El tratamiento a base de fagos ha sido aprobado en gran parte del mundo. La Food and Drug Administration de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha reconocido los fagos Micreos como GRAS (Generally Recognized as Safe, o Generalmente Reconocido como Seguro). Después de amplias pruebas, un gran proveedor estadounidense de productos a base de pavo comenzó a tratar sus productos de carne de pavo con fagos contra la Listeria monocytogenes a principios del 2015. El tratamiento con fagos es una alternativa completamente natural frente al método que la empresa usaba anteriormente, el de sumergir la carne en un preparado químico. Antes de envasar el pavo, una boquilla especial rocía los fagos en el material de envasado, que luego se utiliza para envasar al vacío la carne de pavo, eliminando cualquier bacteria presente.

TEl tratamiento de productos alimenticios a base de fagos presenta varios beneficios. Permite a los productores comercializar sus productos con etiquetas limpias sin riesgo de cambiar las propiedades organolépticas o provocar otros cambios no deseados en el producto. La empresa estadounidense de elaboración de productos con carne de pavo fue la primera en introducir la aplicación a gran escala de los fagos con fines de seguridad alimentaria, según De Vegt. «Otras empresas en Australia, Canadá y Nueva Zelanda están siguiendo el ejemplo. Y en Noruega, la industria pesquera, que tiene problemas de listeria, está estudiando el tratamiento del salmón con fagos. La aplicación de nuestro producto es, sin duda, rentable. El tratamiento de la carne con lactato cuesta 5 céntimos de euro por kilo, mientras que su tratamiento con fagos cuesta solo 2 céntimos de euro por kilo».

Futuro

En los Países Bajos, los fagos también han sido aprobados para su uso en productos orgánicos certificados. De Vegt dice que esto tendrá un gran impacto. «Psicológicamente hablando, esto es muy importante. Los consumidores piden productos que usen alternativas naturales a los desinfectantes. Yo comparo alimentos tratados con fagos con el yogurt o Yakult. Las personas no rechazan que los microorganismos pueden ser beneficiosos para nuestra salud. Por lo tanto, esperamos que los fagos se usen cada vez más en el futuro».

Micreos está trabajando para ampliar su gama de productos. La empresa está desarrollando aplicaciones a base de fagos contra E. coli y Campylobacter para la industria alimentaria.

Micreos

Fuente: Food Valley Society

Share this news article
Posted : 2016 , Noticias